Saltar al contenido
Masa madre

👉 Historia de la pizza napolitana

La pizza napolitana es un icono de la comida Italiana en el mundo, un producto universal, la esencia de la simplicidad en una comida. La pizza no es solo un alimento. Es fascinante poder encontrar la pizza en las panaderías en Italia, en los supermercados, en las bodas o como aperitivos. Quizás por su color, textura y sabor, pero cuando la encuentras, es imposible renunciar a este delicioso alimento. Hoy, esta deliciosa comida representa el Made in Italy. La podemos encontrarla desde Tokio hasta Río de Janeiro. Con piña o las frutas exóticas, con cordero o mariscos. En este artículo vamos a hablar sobre la historia de la pizza napolitana

Historia de la pizza napolitana

Cuando el hombre se convirtió en agricultor, descubrió recolectando granos que podía «triturarlos» y mezclarlos con agua, y luego cocinar esta masa sobre las piedras calientes. Aquí comienza la historia. Es imposible trazar una línea hasta las raíces de la pizza, muchas personas han dejado huellas que pueden ser consideradas como productos de sus antepasados, en cualquier caso, este no es el propósito de este capítulo.

En la época egipcia, algunos productos han sido considerados los antepasados ​​de nuestras queridas pizzas, estas masas se realizaban con una mezcla de cereales y agua, generalmente las masas eran ricas en hierbas y especias. Se cree que los egipcios que solían enriquecer la masa con hierbas aromáticas en las ceremonias religiosas utilizaron «masa leudada», por primera vez, descubrieron que al dejar reposar la masa durante un tiempo, la masa expandía su tamaño y luego se volvía agria (masa madre). Una vez que se cocinaba el pan el resultado era fragante, con un buen olor y textura. Como muchas cosas en la historia del hombre nacen por casualidad como este poderoso alimento el pan.

Sea así o no, pero de hecho, así se abren las puertas de la elaboración de la panificación. En este sentido, la descripción de los métodos de cocción que los egipcios proporcionaron para su «pizza». Utilizaban unas campanas de metal, quizás de cobre, con fuego en el interior para pegar la forma de la masa al metal, y el producto estaba listo cuando se despegaba de las paredes de esta campana.

Si nos remontamos a la época romana y pasamos por Grecia, que nos ha transmitido muchas recetas y leyendas, entre ellas Deméter, la diosa que enseña hacer la pizza a Triptolemo príncipe druida, que luego fue nombrado el pizzero de Olimpo. Los historiadores están convencidos de la importancia del pan para el pueblo romano, y de como el ejército solía proporcionar comidas a los miembros de la legión en el plato. Y el plato era el mismo pan.

Jugando a hacer el historiador, esta puede ser la primera forma de pizza. Una simpática anécdota de esa época, o al menos atribuible a ella, es una historia sobre el nacimiento de focaccia debido a la traición de la diosa de Venus. a su marido Vulcano.

Un día, la diosa se entretuvo con su amante, y poco después, su esposo Vulcano del Vesubio. Amasó agua y harina en poco tiempo y obtuvo una focaccia horneadas con piedras calientes, a su esposo le gustó tanto este pan que se vio obligada a hacerlos todos los días.

Independientemente la fantasía de la historia, este producto se difunde por todo el Mediterráneo durante miles de años, pero en Nápoles, empieza la historia de la pizza napolitana.

Las tabernas que tenían los hornos, usaban discos de masa para limpiarlos o controlar la temperatura y luego vendían esta masa cocida a un precio muy bajo para las personas que vivían en las calles, con el tiempo las tabernas aprovechaban del espacio afuera del local y de manera ambulante vendían con unos carritos este producto. Las pizzas se condimentaban como manteca de cerdo, albahaca, queso, anchoas o tomates.

Los tomates entró en Europa gracias a Cristóbal Colon a final del siglo XVI. Originalmente la planta de tomate se utilizaban como planta ornamental en jardines privados. De hecho, se consideraban frutas venenosas. En 1544, Pietro Mattioli los clasificó entre las especies tóxicas, No se utilizó como alimento en un primer momento, pasaron muchos años y solo después se empezó a implementar en la alimentación, un producto muy importante de las cocinas mediterráneas.

Historia-de-la-pizza-napolitana

Se cree que los tomates tienen propiedades afrodisíacas, hasta finales del año 600 los alquimistas lo usaron para preparar pociones. A finales de los años 700 aparecieron los primeros textos sobre el uso del tomate como alimento, en el sur de Francia y el sur de Italia. Debido a la alta popularidad en Italia se convirtió en poco tiempo en un producto muy consumido mientras que en Francia, durante mucho tiempo fue un producto de nicho para la familia real y los nobles. Por eso, que en Nápoles, el consumo de pizza ya era muy común en esa época, al igual que en todo el sur de Italia. La pizza se convirtió en el plato favorito de los gobernantes.

A mediados del siglo XVIII, bajo el reinado de Fernando I de las Dos Sicilias la pizza se convirtió en plato favorito del rey, El soberano con mucha curiosidad un día quiso ir personalmente a pizzería, y pidió de introducir la pizza en el menú de la corte. Debido a esta visita especial, esta pizzería se hizo conocida y frecuentada, a la reina no le gustó la idea de introducir en el menú un plato popular como la pizza, de hecho no aprobó el capricho de su marido. Por otro lado, el sucesor, Fernando II, no tenía ninguna duda de que la pizza era el nuevo plato de la corte, incluso construyó un horno para su palacio.

Sin embargo, la pizza era uno de los muchos productos disponibles en «ostrerías», Fernando II ayudó en el cambio de imagen de este producto, producto que empezaba a difundirse no solo por el pueblo, sino también por la nobleza. Así nacieron la primera pizzería especializada en la elaboración de este «producto rey», una taberna mono-producto. La verdadera difusión «mediática» se produjo a finales del siglo XIX durante las visitas de los reyes gobernantes de Saboya, Umberto I y la reina Margarita, quienes tuvieron la oportunidad de degustar diferentes sabores de pizza.

Historia de la pizza margarita

Para este evento llamaron al pizzaiolo Raffaele Esposito a preparar pizza y Mastunicola, (queso, manteca de cerdo y albahaca) Marinara (tomate, ajo, orégano y aceite) y la Margherita (tomate, queso y albahaca). Se dice que esta última pizza fue creada por la esposa del Sr. Esposito para representar los colores de la reciente bandera italiana.

La expansión de la pizza en el mundo comenzó a finales de 1800. Miles de italianos emigraron, especialmente a los Estados Unidos, los inmigrantes trajeron su costumbres alimentarias. La primera pizzería conocida abrió en Little Italy en 1905 y desde allí se extendió a todo Estados Unidos en un corto período de tiempo,

En este artículo vimos la historia de la pizza napolitana. Un alimento que habla a todas las clases sociales sin distinción, la esencia de la simplicidad un alimento versátil, único y sabroso.

5/5 - (6 votos)
Abrir chat
1
🍞 CURSO DE PAN Y PIZZA 🍕
👉Aprendes a domar la MASA MADRE, regálate un curso personalizado!
💣 50 % DE DESCUENTO
⌛ Oferta valida hasta el 25 DE JUNIO 2021